Por Luis Picazo Casariego en www.nosinmibici.com

Para reparar un pinchazo normalmente tenemos que desmontar la rueda de la bicicleta. Sin embargo, esto no es necesario en el caso de un pinchazo de fácil localización (de lo contrario, hay que desmontar para sacar totalmente la cámara, inflarla y sumergirla en un cubo de agua o untarla de agua jabonosa para que las burbujitas delaten la posición del pinchazo).

Pero existe una solución más rápida y práctica para ahorrarnos desmontar la rueda: la cámara de aire lineal. El principio es muy simple: la cámara no se cierra en círculo sino que tiene dos extremos, lo que permite montarla con la rueda puesta. El proceso de reparación es elemental:

  • colocamos la bici invertida, apoyada en el sillín y el manillar,
  • desmontamos el lateral del neumático, sacándolo mientras giramos la rueda poco a poco, empezando por el lado contrario a la válvula (como haríamos normalmente con la rueda desmontada),
  • sacamos la cámara pinchada y la cortamos para retirarla,
  • hinchamos ligeramente la nueva cámara lineal, la metemos entre la cubierta y la llanta empezando por la válvula, hasta remeterla por completo girando la rueda poco a poco,
  • montamos el neumático, inflamos y ¡listo!

Respecto al punto en el que se unen los dos extremos de la cámara he visto que hay dos sistemas.En uno, los extremos están “aplastados”. En este caso hay que superponer los extremos, lo que según he leído en algún foro puede hacer que en esa parte el neumático quede ligeramente abombado, algo que no me da muy buena espina, la verdad. En el otro sistema, que me ha parecido más fiable, los extremos tienen la sección circular y simplemente se ponen en contacto, “cerrando el círculo”. Para entender esto mejor os dejo unas fotos y uno vídeo muy ilustrativo donde se monta una cámara con el segundo sistema.

camara-aire-linear-sistema-1

 

camara-aire-linear-sistema-2-monatda

 

 

¿Merece la pena llevar una cámara lineal en lugar de una convencional? En el caso de arreglar un pinchazo en una rueda delantera con cierre rápido, el ahorro de tiempo no es muy grande. Sin embargo, en el caso de un pinchazo en la rueda trasera (mucho más engorrosa de desmontar debido a la transmisión) o en bicis con cierres de seguridad en el eje de la rueda, creo que es una solución muy práctica. Y, desde luego, en bicis con cambios integrados, bicis urbanas eléctricas o con frenos de tambor no hay comparación… ¿Qué opináis vosotros?