El foco no debería estar colocado en los ciclistas.

 

Sin duda y no lo podemos negar, hay ciclistas incívicos, y conductores y peatones, en todas partes los hay. Lo que preocupa es que se ponga tanto énfasis en el problema que generan los usuarios de las bicis cuando estos invaden las aceras.

 

Los peatones, todos los peatones, los discapacitados visuales sin duda con más razón, deben de exigir que se respete su espacio, y que se trabaje en mejorarlo desde todos los ámbitos sociales e institucionales. Pero … ¿de verdad que creen que el mayor de los problemas son los ciclistas que circulan por la aceras?, no creen que hay otros obstáculos de mayor calado para centrar el debate y no quedarse solo con el problema de “las bicis”.

Tenemos aceras que parecen una prueba de obstáculos, con deficiencias graves en el pavimento, con falta de rampas de acceso, invadidas por vehículos que las usan de forma indiscriminada para estacionar, paso de peatones sin visibilidad para cruzarlos de forma segura, espacios reducidos para el paso de peatones e incluso inexistentes. Somos una de las ciudades de nuestro entorno con menos espacios peatonalizados con los beneficios demostrados que eso genera en todo el entorno de actuaciones de este tipo.

 

Incívicas son las personas, sean ciclistas, conductores o peatones y se pudiésemos hablar de un porcentaje de personas incívicas y lo aplicaremos a estas tres formas de movernos podríamos decir que si los desplazamientos en nuestra ciudad son de casi un 50% a pie, un 30 % en coche privado y el resto en transporte público y bici, donde la bici quizá no llegue ni al 2 %, donde encontraríamos en mayor número de personas incívicas moviéndose?

 

Desde luego que hay ciclistas incívicos y puede que haya por su culpa atropellos de peatones, pero ojala todos los peatones atropellados lo fueran por bicis, habría muchos menos muertos.

 

Y si, con todo lo dicho quiero defender a los usuarios de la bici, que sin duda generan más beneficios que prejuicios, y sabemos que el problema de la bici en las aceras viene de la calzada, que no se adecua para que los ciclistas con menos experiencia se sientan cómodos y seguros, y por supuesto los ciclistas con más experiencia no tienen miedo en la cazada pero tampoco están exentos de peligros. ¡Ciudades 30 ya!
Solo pido rigor en el planteamiento del debate, ojalá todos los problemas de los peatones se solucionarán multando a los ciclistas incívicos.

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies