Desde mi escasa experiencia usando la bici a diario para mis desplazamientos, puedo decir que es sorprendente lo fácil que resulta moverse por la ciudad con la bici.

Ya son muchos los años que han pasado usado como vehículo cotidiano la moto, y cierto es que ella también te da libertada con respecto a otros medios de transporte, y cierto es también que es más fácil dar el salto de la motos a la bici, que del coche a la bici. En términos de sensación de seguridad y forma de moverse se encuentras muchos más parecidos entre estos dos últimos.

Claro que la bici va un paso más allá, en lo que a libertad se refiere, yo puedo decir que en estos últimos tres años en los que me he movido en bici, he descubierto mi ciudad. Si, así es, creía que la conocía, pero me he dado cuenta de que no era así, después de este tiempo y unos 6000 km en bici dentro de ella lo cierto es que sigo descubriendo rincones nuevos.

Cada día voy al trabajo en bici y no consigo que me aburra el camino, y nada me estresa en este ir y venir al trabajo, todo lo contrario, resulta relajante. Que manera de disfrutar con algo tan cotidiano y osbligado como lo es ir al trabajo. Claro que esto no supone mucho más de 10 km diarios.

Otro día os cuento más cosas que hago en bici.