Ya estamos con lo que nos ocupa algún que otro debate en los BICIvinos.

No soy entendido en leyes, pero he estado echando un  vistazo a la normativa de tráfico para intentar aclarar una duda que me surgió a raíz de la noticia que un informativo de televisión (http://www.lasexta.com/programas/mas-vale-tarde/noticias/bebes-alcohol-vuelvas-casa-bici_2015082800265.html).

En dicha noticia, en la que se hablaba de ciclistas y de bicis, como casi siempre, se criminalizaba el uso de la bici, es decir, solo se habla de los que no lo hacen bien. Se hablaba del uso de la bici por parte de algunos usuarios que superaban la tasa permitida de alcohol, y anunciaban multas de 500 € y de 1000 € (no mencionaron que con el descuento se quedan en 250 € y 500 €) y penas de cárcel.

 

Desde luego, ya lo he dicho más de una vez que no es buena idea montar en bici después de haber consumido alcohol, nada recomendable para tu seguridad y mucho menos para la de los demás usuarios de la via. En cualquier caso también he dicho más de una vez que “ojala todos los que conducen con tasas de alcohol bajas o altas condujesen una bici”, sin duda serian mucho menos peligrosos que con un coche aunque por supuesto seguirían siendo reprobables.

 

Bueno todo esto viene a tratar de aclarar cuál es la normativa que rige todo este tema, y sobre todo aclarar que tengo entendido que el conductor de un vehículo de tracción animal y el de una bicicleta están excluidos en la causa de delito penal contra la seguridad vial.

 

Apunto estractos de la ley y un enlece para que cada cual se la descargue y lea para sacar sus conclusiones y corregirme si es que estoy equivocado.

 

 

La última versión de este Código en PDF y ePUB está disponible para su descarga gratuita en: www.boe.es/legislacion/codigos/

 

Apuntes:

 

Artículo 12. Bebidas alcohólicas y drogas.

  1. No podrá circular por las vías objeto de esta ley el conductor de cualquier vehículo con tasas de alcohol superiores a las que reglamentariamente se establezcan.

Tampoco podrá circular por las vías objeto de esta ley el conductor de cualquier vehículo con presencia de drogas en el organismo, de las que quedarán excluidas aquellas substancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica, siempre que se esté en condiciones de utilizar el vehículo conforme a la obligación de diligencia, precaución y no distracción establecida en el artículo 9.

  1. Todos los conductores de vehículos quedan obligados a someterse a las pruebas para la detección de alcohol o de la presencia de drogas en el organismo, que se practicarán por los agentes encargados de la vigilancia del tráfico. Igualmente, quedan obligados los demás usuarios de la vía cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción conforme a lo tipificado en esta Ley.
  2. Las pruebas para la detección de alcohol consistirán en la verificación del aire espirado mediante dispositivos autorizados y, para la detección de la presencia de drogas en el organismo, en una prueba salival mediante un dispositivo autorizado y en un posterior análisis de una muestra salival en cantidad suficiente.

No obstante, cuando existan razones justificadas que impidan realizar estas pruebas, se podrá ordenar el reconocimiento médico del sujeto o la realización de los análisis clínicos que los facultativos del centro sanitario al que sea trasladado estimen más adecuados.

  1. El procedimiento, las condiciones y los términos en que se realizarán las pruebas para la detección de alcohol o de drogas se establecerán reglamentariamente.
  2. A efectos de contraste, a petición del interesado, se podrán repetir las pruebas para la detección de alcohol o de drogas, que consistirán preferentemente en análisis de sangre, salvo causas excepcionales debidamente justificadas. Cuando la prueba de contraste arroje un resultado positivo será abonada por el interesado.

El personal sanitario vendrá obligado, en todo caso, a dar cuenta del resultado de estas pruebas al Jefe de Tráfico de la provincia donde se haya cometido el hecho o, cuando proceda, a los órganos competentes para sancionar en las Comunidades Autónomas que tengan transferidas las competencias ejecutivas en materia de tráfico y circulación de vehículos a motor, o a las autoridades municipales competentes.

 

 

 

 

Artículo 383.

El conductor que, requerido por un agente de la autoridad, se negare a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la

presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a que se refieren los artículos anteriores, será castigado con la penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

 

 

 

 

 

CAPÍTULO IV

De los delitos contra la Seguridad Vial

 

Artículo 379.

  1. El que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.
  2. Con las mismas penas será castigado el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.
Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies